Las Sardinas simbólicas de Mikel Aranburu

El Ayuntamiento donostiarra finaliza la campaña Zero Plastik haciendo entrega de las Sardinas de Mikel Aranburu como símbolo del mar que hay que preservar.

Ha premiado a las entidades que han colaborado precisamente, con una obra de «metal reciclado, totalmente sostenible y de KM 0. Partiendo de deshechos y elaborada respetando el Medio Ambiente». Ese es el lema de Mikel Aranburu. 

Todos sus trabajos inspirados en el mar tienen un fin común, concienciar del efecto que tenemos sobre el Medio Ambiente, de que es necesario ser respetuoso. Hay que evitar deshechos y plásticos. «que haya vida en el mar sólo depende de nosotros».

La entrega se hace en el Salón de Plenos a las entidades, hoteles, comercios y centros escolares que han participado activamente en la iniciativa durante el mes de junio de 2021.

 

 

El objetivo de la campaña, impulsada por la Concejalía de Ecología del Ayuntamiento de Donostia, es combatir el excesivo uso del envase de plástico.

Objetivo que se seguirá persiguiendo como reto del futuro. La iniciativa surge para frenar el plástico en el marco del Plan de Acción Klima DSS2050.

 

El plástico es uno de los materiales más perjudiciales para el medio ambiente y la aceleración del cambio climático.

Desde hace años, múltiples organismos internacionales están intentando ponerle freno a su uso. Incluso, en Europa ya existe una legislación que prohíbe el uso de ciertos objetos de plástico. Los más comunes, los cubiertos, las pajitas o los bastoncillos, y regulaciones en cuanto a la gestión de residuos y su reciclaje.

Enmarcado en el Plan de Acción Klima DSS2050, San Sebastián se comprometió a ser « la Ciudad sin Plástico« para el 2025. Un objetivo que, tal como explica Garmendia, « requiere implicar a la ciudadanía donostiarra y concienciar sobre la necesidad de reducir el excesivo uso de envases y bolsas de plástico.

En muchas ocasiones, estos son abandonados en la vía pública o en las playas, con la consiguiente contaminación del mar. Algo que perjudica la cadena trófica, con el consiguiente perjuicio para los ecosistemas marinos, la economía de zonas turísticas costeras y la salud de las personas».

 

La iniciativa ‘ Zero Plastik’ busca, a medio-largo plazo y de forma sostenida en el tiempo, alcanzar los siguientes objetivos:

Reducir el uso de envases en un 17% y fomentar el uso responsable de los mismos y de los productos de plástico de un solo uso.

Incrementar la recogida selectiva de los residuos de envases plásticos en un 55%.

Reducir al máximo el abandono de residuos plásticos en el medio ambiente.

Eliminar de edificios y dependencias municipales los plásticos de un solo uso que no sean imprescindibles.

Sustituir en edificios y dependencias municipales la totalidad de plásticos no biodegradables en aquellas aplicaciones en las que este cambio suponga una ventaja medioambiental.

 

 

Junio ha sido «El Mes sin Plástico» en San Sebastián

Para demostrar el compromiso de San Sebastián y lograr una ciudad más sostenible, durante todo el mes de junio se han desarrollado numerosas iniciativas. Se han inplicado 17 hoteles y gestores de apartamentos turísticos, las principales cadenas de supermercados de la ciudad, San Sebastián Shops, clubes deportivos, eventos como la Behobia-San Sebastián, la Maratón o la Donosti-Cup, Donostia Festak, Zinemaldia y Quincena Musical.

Algunas de las actividades con mayor participación han sido acciones como la organización de limpiezas del río Urumea con Arrauning y centros escolares o limpiezas en Ulia y Sagüés por parte de voluntarios. Además, para reducir el consumo de plásticos, se han repartido tuppers en pescaderías, y se han implantado envases reutilizables en los bares de la isla de Santa Clara y Ondarreta, para que los usuarios las rellenen en los grifos y recuperen el dinero al devolver el envase.

Por otro lado, con la colaboración de la Fundación Emaús se ha creado un « besugo gigante».

Se trata de una estructura con forma de pez a la que se van echando los envases plásticos, tanto los que se desechan, como los que el mar arrastra hasta la playa. Una alegoría de que estos residuos perjudican también a los mares y a los seres vivos que los habitan.

Hoteles Zero Plastik

A este objetivo común se ha sumado también el sector hotelero y de alojamiento turístico de San Sebastián, poniendo en marcha el proyecto ‘Hoteles Zero Plastik’ .

Han suscrito la Declaración Zero Plastik en la que se comprometen a prevenir el uso desmedido de envases plásticos de un solo uso en sus hoteles y a gestionar eficazmente aquellos que de forma inevitable son empleados en sus empresas.

Tal como expresa la Concejala de Turismo Sostenible, Cristina Lagé, « el sector turístico genera un 15 % del PIB en San Sebastián. Además, es un sector en crecimiento, pese al parón generado por la pandemia. Este crecimiento debe ir de la mano de medidas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Algo que puede aportar a la ciudad una característica diferenciadora, aportando calidad e imagen de modernidad al sector».

A todos los alojamientos participantes se les han proporcionado materiales de sensibilización dirigidos tanto a sus empleados como a sus clientes.

También, tienen la oportunidad de obtener un diagnóstico en materia de residuos que permita identificar áreas de mejora y elaborar una planificación de buenas prácticas. Unas prácticas que se concretan en ámbitos como la gestión global, el consumo responsable, la prevención de residuos, la recogida selectiva y la formación, información y sensibilización.

Todas estas medidas propuestas estarán adaptadas a la legislación europea y estatal que se está aprobando en los últimos tiempos.

El cartel de campaña ha sido diseñado por Rubén Rolo, alumno de la academia Ceinpro. Que resultó ganador en el concurso organizado por el Ayuntamiento y patrocinado por Ekotrade y Banco Sabadell.

Toda la campaña ‘ Zero Plastik’ ha sido posible gracias a la colaboración de las distintas entidades. Y, por supuesto, a los ciudadanos que han participado acogiendo todas las iniciativas.